Diario de navegación – Día 16 – ¿Todo listo….? por @interele #EABE22

Diario de navegación – Día 16 – ¿Todo listo….? por @interele #EABE22

¿Todo listo para EABE 2020 2021 2022? 

Seguro que ya tienes la reserva del hotel, has revisado el programa y marcado los talleres a los que quieres asistir, y hasta has sacado la camisa esa que te gusta para que el #quemepongo no sea tu hashtag este año. Pues bien, para ayudarte en estos últimos preparativos, te dejo una checklist ilustrada y te propongo que juguemos a 

NO ERES DEL EABE SI… 

…no tienes tuiter! 

(y no vale solo con tener una cuenta. Recuerda que ya en el #EABEGuadix el maestro @gregoriotoribio amenazó con no seguir a cualquiera que no llevase más de 1000 tuits publicados. Y algunos tuvimos que darle a la tecla para ponernos al día!)  Así que ya sabes, en el EABE, dale marcha al pajarito!!  

… no reivindicas algo! 

Desde los comienzos, el EABE ha tenido siempre un tono reivindicativo. Desde las gafas ‘potachovizantes’ para protestar contra aquella idea de que los portátiles en las escuelas dañarían la vista, hasta los múltiples manifiestos, notas de prensa o reuniones con autoridades la protesta, la reivindicación, la búsqueda de mejoras… ha formado siempre parte del Encuentro. Por tanto, no te vayas del EABE sin dejar patente tu reivindicación (seguro que alguna tienes… piensa, piensa) 

… no ensanchas tu PLE y tu PLN  

El EABE es un lugar ideal para ampliar y fortalecer tu entorno y tus redes personales de aprendizaje. Si no sabes muy bien cómo, sigue a @jordi_a , a @lindacq a @balhisay… no te arrePLEntirás! 🙂 

…no te reencuentras con amig@s! 

Esto seguro que sí lo tienes ya previsto. y más después de lo que llevamos! Pues adelante, no te cortes. Saluda, abraza, hazte fotos, desvirtualiza… El EABE es, ante todo, un ENCUENTRO. 

… no degustas los productos con D.O. EABE. 

El aceite de Melgarejo o el ron pálido de Motril son quizás la guarnición más conocida en los EABE, pero a veces se han encontrado joyitas en forma de naranjas cordobesas o fresas de Huelva… no te quedes con las ganas. Busca y encontrarás.

…no pirateas un poco. 

El movimiento ‘pirata’ es otro clásico del EABE. Iniciado como una forma de no agobiar o no comprometer a la organización cuando hay situaciones de overbooking , algo así como ‘no os preocupéis por mí, que yo estaré por ahí sin molestar’. Por tanto, recuerda que piratear en el EABE no consiste en hacer ‘simpas’ en el bar del hotel ni apropiarse de los materiales de otros y publicarlos en tu blog como si fuesen tuyos, sino en saber ir por libre con discreción cuando detectamos problemas de aforo o de acceso, etc. Para más información, contactar con el bucanero mayor, @jlcastilloch 🙂 

… no haces un poco de postureo. 

No olvides que el EABE también es un evento social y con mucha repercusión en redes. Piensa, por tanto, que es una estupenda oportunidad para hacer algo no convencional o no acorde con tu personalidad. Algo de lo que tú o tus descendientes se puedan avergonzar algún día :-)) Seguro que habrá una cámara cerca para inmortalizarlo. 

… no te haces la foto de familia. 

Por último, no te vayas del EABE sin hacerte la clásica foto, aunque solo sea por ver cómo se las maravilla el fotógrafo oficial, Antonio Sevilla para colocarnos a todo el personal y que su cada vez más sofisticado objetivo permita que luego te puedas buscar y encontrar en la foto. Por cierto, ¿te has encontrado en esta de arriba? Busca, busca, que seguro que por allí al fondo estás… 

Y hasta aquí, lo imprescindible que hay que llevar al EABE. Si has marcado con un check todos los párrafos, enhorabuena, eres un/a buen/a EABEro/a. Si no, pues… TAMBIÉN, por supuesto. ¿o es que va a venir alguien a decirte a ti lo que es el EABE? #EABEeresTu 

Diario de navegación – Día 10 – EABE: Mucho más que un Encuentro Andaluz de Blogs Educativos por @leonidasarjona

Diario de navegación – Día 10 – EABE: Mucho más que un Encuentro Andaluz de Blogs Educativos por @leonidasarjona

EABE: MUCHO MÁS QUE UN ENCUENTRO ANDALUZ DE BLOGS EDUCATIVOS

En estos días tan inciertos y cargados de opiniones polarizadas, es todo un honor, un privilegio y toda una responsabilidad escribir en este diario de navegación. Al respecto, tengo que reconocer que la que estás leyendo es la segunda de dos posibles elecciones, ya que al terminar la primera pensé que podía ser demasiado insípida y que debía aprovechar la oportunidad que se me presentaba para compartir algunas ideas que llevan tiempo  rondando en mi cabeza. Tomar esta segunda elección es también una apuesta hacia la autenticidad y la sinceridad, pero haré lo posible para que sean acompañadas por el respeto.

Como bien deja claro el título y desde mi perspectiva, EABE es mucho más que un encuentro andaluz de blogs educativos, ya que se ha desarrollado hasta erigirse como un ente que va más allá de las ideas de las personas que antes o después y de una forma u otra, hemos estado vinculados/as a su organización. En las siguientes líneas, intentaremos abordar esta idea avanzando por las siglas E-A-B-E y su significado, matizando en aquellas cuestiones que puedan diferenciar esta, de otras entradas que hayan podido tener un perfil similar.

Puesto que hay que comenzar por algún punto, lo haremos por el principio hablando de que es más que un encuentro. Como menciona @jsmartos, EABE ofrece un anclaje de diferentes redes que conectan a gran cantidad de personas e ideas. Éstas, a su vez presentan unas características tan libres y rompedoras que logran generar inercias y sinergias realmente beneficiosas y necesarias para un sistema educativo en continuo cambio. Docentes que antaño mantenían la lucha en sus centros de forma aislada, pueden encontrar un movimiento que les aleja de su soledad y les permite reconocerse en otras con enfoques similares, o no, con un claro ímpetu por mejorar el sistema educativo. De esta forma, EABE puede concretarse en su versión más reivindicativa, pero también en aquella generadora de proyectos colaborativos, visualizadora de experiencias o la cada día más necesaria “cargadora de pilas” al permitir interacción con muchas personas inquietas como podemos ser tú o yo. Es innegable que EABE como movimiento es libre y se comportará de forma diferente según el momento, la situación y/o las circunstancias asociadas a su propio desarrollo pero de igual forma, nunca perderá su esencia.


Respetando esta última premisa y dentro de quienes nos sentimos identificados/as con este movimiento, podemos encontrar perspectivas que consideran que EABE debería reproducirse y expandirse con sedes fuera de Andalucía. Por otro lado, hay otras que reivindican su carácter andaluz y la necesidad de mantenerlo en nuestras fronteras por su valor como algo realmente nuestro. Independientemente de uno u otro enfoque, lo que tenemos claro es que sus fronteras están abiertas y que nos conectan a docentes de toda España y parte del extranjero. Como bien dicen algunos/as en La Tacita de Plata, “Los/as gaditanos/as nacen donde les sale de los cojones/ovarios”; pues con los/as Eaberos/as pasa lo mismo. Creo que si alguien tuviera dudas al respecto y se planteara “¿Qué sería de un EABE sin @o_fragha?” encontraría rápidamente su respuesta. 

En lo referente a los blogs, quizá sea donde más alejados/as estamos y hacia donde podríamos volver a mirar (más como cuerpo docente que como eaberos/as). Y no me refiero a volver al blog en sí (que quizá también), sino a la generosidad con la que antaño, diferentes docentes que tenían algo que compartir encendían sus ordenadores y comenzaban a escribir. Igual daba que fueran reflexiones sobre el incoherente sistema de oposición, la implicación de las familias en la escuela o la última experiencia de aula que más o menos les (nos) funcionó. Entre unos/as y otros/as nos enseñábamos lo que era una licencia Creative Commons y todos/as entendíamos la conveniencia de compartir más allá de recibir “likes”, de visualizarse para “el clín-clín caja” y/o ganar trascendencia en las redes para convertirnos en “influencers educativos”. Lo aprendimos de @lindacq, @jordi_a o @balhisay (que coincidieron en @CARMONAEABE12), lo que aportas a la red, ésta te lo devuelve, y los entornos personales de aprendizaje necesitan generosidad para crecer (y especialmente, el cuerpo docente). 

El blog como tal, puede ser sustituido por un canal de vídeo o perfil que desarrolle hilos en Twitter, pero nunca por dos o tres fotos que demuestran lo bien que usamos los fuegos artificiales. Y aquí, más de uno/a sacará una sonrisa sarcástica por mi estrecha relación con la Gamificación, pero aprovecharé para comentar que no señalo esta añoranza de la edad dorada de los blogs únicamente por el “buen” uso de quienes comparten, sino también por aquellos/as que consumen y participan en ellos (o en nuestros hilos o vídeos). Entre los/as docentes hay opiniones de casi todas clases y colores y en ocasiones, cuando leemos  algo que no encaja con nuestro enfoque tendemos a compartir públicamente (con todo lo alto que “suena” lo escrito en las redes), pudiendo llegar incluso a separar a personas que poco tiempo atrás podían calificar su relación incluso de amistad. Por supuesto, todos/as estamos en nuestro derecho de expresar nuestra opinión, pero quisiera llamar a la conciencia de la fuerza que pueden llegar a tener nuestros tuits. 

Al respecto y desde un punto de vista propio, todavía recuerdo el cariño con el que @greogoriotoribio me ayudó a mejorar mi primer blog, algún comentario privado de @balhisay que me animaba a valorar el esfuerzo que había realizado un determinado equipo o una llamada de alerta de @carmencaparros para que me diera cuenta de algunas de las inercias que yo mismo estaba generando. Todo ello desde el respeto, el cariño y la conciencia de que somos seres humanos con capacidad para equivocarnos y tener opiniones distintas. EABE y sus eaberos/as fueron (y son) ejemplo de ello y creo que muchas discusiones que se producen en redes no lo serían tanto si se hicieran de forma presencial o con una llamada telefónica. Al escribir estas palabras, estoy seguro de que muchas personas no estarán de acuerdo, pero ahí está la magia de EABEs como el 12, donde personas de perfiles realmente distintos se sentaban en una mesa y desde la horizontalidad, llegaban a acuerdos con dinámicas muy creativas, activas y dinámicas. En resumen, EABE anima a la generosidad, la comprensión, la diversidad de opiniones y el respeto y todo ello nos hace crecer como docentes, como personas y como cuerpo (docente).

Y llegamos a la última de sus siglas, la que hace referencia a su principal raíz: la educativa. EABE es mucho más que un evento o un movimiento educativo, ya que, para empezar, ha incorporado a nuestras propias familias y amigos/as como prácticamente ningún otro evento al que haya asistido. Especialmente significativa fue la unión entre familia y participantes en el 15, que dicho sea de paso, a nivel personal fue todo un punto de inflexión (Te lo debo, @gloriaherrero). Además y como ya hemos mencionado, EABE supone toda una cargada de pilas al encontrar otras tantas personas “especiales” como lo podemos ser tú y yo, como esos “… Guerreros de la luz que caminan por el mundo y se reconocen por la mirada”. Las cervezas y la distensión asociada a EABE tienen una magia tan particular que pueden hacer que un tímido padre de familia termine de fiesta hasta las tantas de la madrugada, que se improvisen mini-torneos de pádel o que después de otro gran evento, se haga un esfuerzo para desarrollar un nuevo #open y seguir generando nuevas inercias y sinergias.

Por todo lo expuesto, podríamos considerar que EABE es un movimiento con entidad propia que va más allá de las personas que lo organizan y desarrollan pero que toma su esencia de todas aquellas que lo hicieron nacer, las que nos incorporamos más adelante, las que os vais a incorporar e incluso aquellas que se acercaron con objetivos particulares. EABE es tan grande que da cabida a todos/as y es lícito reivindicar no perder ciertas raíces como también lo puede ser apostar por iniciativas más alejadas de sus orígenes. En cada edición, cada organización intenta recoger las ideas, propuestas e iniciativas de todos los/as docentes que se acercan y hace todo lo posible para que cada EABE sea el mejor de la historia, pero somos realmente los/as eaberos/as quienes podemos construir tanto desde los #open, como desde nuestra propia participación en cada uno de sus encuentros. Las grandes ferias las hacen los/as feriantes.

EABE es la sonrisa de @NoLolaMento cuando un nuevo eabero se le acerca para conocerla con admiración, “Las Pinolivas” cantando canciones de Extremoduro con un guitarrista espontáneo en algún bar de Almería, la cerveza que te tomas encontrando puntos en común con @jlcastilloch, el premio de la cata de vinos que me dejé en Carmona, Graciela dando el pecho a Uma en la clausura del 18, el entusiasmo rompedor de @eusebiocordoba, los/as que se quieren “echar la foto”, la horizontalidad, el compañerismo, la reivindicación, los abrazos, las discrepancias, la compartición, las experiencias, las “recomendaciones PACO”, las reuniones, y todo aquello que hace de EABE un evento/movimiento único.

Para finalizar, si no estás de acuerdo en alguna de las cuestiones que planteo habré conseguido mi objetivo de ser fiel a mí mismo y dar mi opinión, que como dije, espero haberlo hecho con todo el respeto que merece. Sea como sea, recuerda que EABE es mucho más que mi propia opinión o la tuya y que por tanto, te animo a que me busques y contrastemos opiniones a la hora de las cervezas.

Nos vemos en Sanlúcar.

Observación: no te pierdas esta entrevista de Buenafuente a Bunbury y me entenderás mejor.

Pepe Arjona

@leonidasarjona

Diario de navegación – Día 7 – EABE como centro de mi Red Personal de Aprendizaje por @jsmartos #EABE22

Diario de navegación – Día 7 – EABE como centro de mi Red Personal de Aprendizaje por @jsmartos #EABE22

Llevaba ya muchos años en equipos directivos y desde hacía tres cursos me había comprometido con la dirección de mi IES cuando, en 2010, después de bastante experiencia en ponencias de cursos de formación presenciales, participé como alumno en un curso online, cuando eran muy poco frecuentes, sobre Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) tutorizado por David Álvarez (@Balhisay) lo que me llevó a descubrir el potencial de las redes sociales como lugar de encuentro, aprendizaje y mejora profesional.

A principios de 2011 me ofrecen la posibilidad de participar como tutor en una nueva edición del curso sobre PLE y acepto encantado, compartiendo tutoría con David Álvarez, que me sugiere que participe en EABE11 que se celebraría en Casares pero, aunque lo intento, no puedo ya que compromisos familiares me lo impiden.

Eso sí, me hago el firme propósito de no perderme la siguiente convocatoria y mientras tanto mi Red Personal de Aprendizaje (PLN) se va enriqueciendo con las conversaciones nocturnas de mi #claustrotuitero en las que compartimos experiencias, dudas, inquietudes, aprendizajes o reivindicaciones lo que hace que la visión de la educación que tenía el que era un maestro de un pueblo mediano no muy bien comunicado de la Alpujarra de Almería cambie radicalmente y empiece a pensar que tiene razón Downes cuando afirma que «El conocimiento es un estado de la red. El aprendizaje es la creación de una red».

Y llega mi #bautizoEABERO, Carmona en EABE12, al que viajo con nuestro siempre recordado Salvador Pérez (@salpegu) y donde las desvirtualizaciones de personas con las que comparto en redes sociales son muchas y tanto el aprendizaje como el #emotionware fluyen con facilidad.

Desde entonces no me he perdido ningún EABE ya que tras Carmona, vinieron EABE13 (Algeciras), EABE14 (Úbeda), EABE15 (Córdoba) o EABE16 (Huelva) donde me voy enriqueciendo tanto personal como profesionalmente y mi PLN va aumentando con docentes de los más diversos lugares tanto de España como de Sudamérica.

Llegamos a EABE17 y celebrándose en Almería no puedo por menos que implicarme de forma directa en la organización y del que guardo un especial recuerdo. Además será mi último EABE en “activo” ya que me jubilo al principio del curso siguiente.

Sigo participando en EABE18 (Málaga) y EABE19 (Salobreña) aportando mi visión de nuestro trabajo ya desde la perspectiva que me da la relativa distancia ya que aunque jubilado no pierdo el contacto con la educación tanto con mi IES como con la tutorización de cursos de INTEF.

Eso sí, EABE20 se está haciendo esperar… y esperemos que no haya más aplazamientos y nos podamos ver, compartir e incluso algún que otro pequeño abrazo en abril próximo en Sanlúcar de Barrameda… ¡¡¡¡que lo estoy deseando!!!!

Y… en esas estamos… tal y como dice mi “bio” de Twitter: “Aunque jubilado, maestro siempre. Por encima de todo #eabero”

@jsmartos

Nota: No cito apenas a nadie de mi PLN ya que de hacerlo la lista sería larguísima y correría el riesgo de olvidar a alguien, lo que sería imperdonable, pero… “se os quiere” 😉

Diario de navegación – Día 4 – por @mariafotografa7 #EABE2022

Diario de navegación – Día 4 – por @mariafotografa7 #EABE2022

Fue allí, en aquella tarde del 20 de Febrero de 2014 en el #Moocafé, cuando escuché por primera vez hablar del EABE (Encuentro Andaluz de Blogs Educativos)

Yo estaba sentada junto a los compañeros/as que acababa de desvirtualizar, en el IES Punta del Verde (@iespdv) con Manuel J. Anguita (@mjanguita) y un nutrido grupo de maestros/as que realizábamos, desde el día 13 de enero de 2014, el primer MOOC que se realizaba en nuestro país: #eduPleMooc. En ese Moocafe contacté y conocí a muchos compañeros/as, con los que compartí trabajos, proyectos e hice amistades.

Ana (@pelisurta) me pregunto: ¿tú vas a ir este año al EABE?. Yo respondí: ¿qué es el EABE?. Entonces, yo no sabía ni siquiera que existía ese Encuentro y eso, que yo ya tenía mi blog Mavensol en el que estaba publicando mis propuestas educativas desde marzo de 2010.

Así pues, al EABE de 2014 que se celebró en Úbeda no fui. Pero, desde ese día en el Moocafé, empecé a investigar qué era y a seguir todas las informaciones relacionadas con él.

Estuve muy atenta y cuando se abrió el plazo para apuntarse al EABE 2015 que se celebró en Córdoba los días 17 y 18 de abril. Yo me inscribí en cuanto me enteré. Fui con mi amiga Luisa Quintero. Yo estaba muy ilusionada por ver en qué consistía, en aprender varios temas que me parecían interesantes: la impresora 3d, la presentación de Genially… y sobre todo, desvirtualizar a amigos/as y compañeros/as: Antonio Márquez (@AMarquezOrdonez), Jacinto Molero (@JacintoMolero) Nati (@NatiCheste) David Álvarez (@balhisay) Diego Ojeda (@interele) María José (@Descuaula) José María Ruíz (@jmruiz). José Luis Castillo @jlcastilloch Rosa Liarte (@rosaliarte) y otros compañeros/as, que para mí eran referentes en algunos campos. A mi vuelta, escribí una pequeña crónica titulada “Llegamos, sonreímos, abrazamos y fuimos felices”

En ese EABE lo primero que recuerdo es llegar al lugar de celebración, después de dar mil vueltas con el coche y encontrarme en la entrada con Antonio Sevilla, al que aún no conocía, pidiéndonos a Luisa y a mí que posáramos en el photocall. Luego, muchas alegrías, emociones, encuentros, la comida en una terraza y la ilusión de poner en marcha el Proyecto Tertulias con sabor a chocolate. También comencé a publicar los vídeos que realicé durante los talleres, que podéis encontrar en la lista de reproducción EABE.

¡¡¡MI primer EABE me había dejado ya, enganchada para siempre!!!

Qué puedo decir del EABE 2016. Jamás lo olvidaré, Formé parte de la organización desde el principio, porque se celebró en mi tierra, Huelva los días 22 y 23 de abril. Muchos meses de compartir vivencias, trabajo, alegrías, ilusiones con María Barceló, Antonio Sevilla, Federico Tejeira, Dolores, José Antonio y muchos compañeros/as más. Y en este EABE, realizamos la primera chococharlas en un EABE y desvirtualicé a parte del equipo de nuestro proyecto chococharlas: Adela, Berta, Luis… 

Sobre este EABE hice diferentes publicaciones: “Primeros pasos del EABE 16”,  “El EABE 16 ya está aquí ¿Te animas a venir al OpenValverde?,  “Vamos al EABE”, “Ya tengo preparada mi maleta para el EABE”, “Para mí no habrá otro EABE como éste”, “Muchos encuentros, reencuentros, desvirtualizaciones…”,

Al siguiente EABE 2017 celebrado en Almería, ya comencé a ir no tanto a aprender, sino al encuentro con mis amigos/as, a disfrutar de las tertulias, a presentar proyectos…En esta ocasión, montamos un stand con los proyectos: Escuelas Inclusivas y chococharlas. Celebramos la chococharla. “Sin inclusión no hay innovación”. “Eco de las chococharlas en el EABE 17”, “El stand de las escuelas inclusivas”.

Mi crónica de este EABE también la publiqué en la entrada “Crónica del EABE 2017”

En el EABE de 2018 que se celebró en Málaga, también realizamos chococharlas y disfrutamos de los nuevos compañeros/as que conocimos. Recojo unas pinceladas de ese encuentro en la entrada: “Debatir para construir escuela”.

El EABE de 2019 se celebró en Salobreña (Granada). Lo compartí con mis amigas y compañeras Puri y Magdalena y con Antonio, José Blas… que habían formado parte del proyecto @chococharlas. Conocí a María y desvirtualicé a Juan y Ana.

El EABE 2020 ya todos/as sabemos lo que ocurrió con él. La pandemia ha imposibilitado hacerlo también en el año 2021 y ahora, estoy impaciente e ilusionada con poder volver a encontrarnos en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) los días 22, 23 y 24 de abril de 2022.

Para este EABE me propusieron realizar un taller y hasta preparé un vídeo. Ahora estoy muy contenta de que por fin vayamos a poder disfrutarlo y de compartir estos bellos recuerdos eaberos.

¡¡¡NOS VEMOS EN EL EABE!!!